Disminución de la excreción de contaminantes con cambios de formulación

Los subproductos fertilizantes ganaderos, como el estiércol, son considerados como una fuente valiosa de nutrientes para fertilizar el suelo agrícola (Triolo et al., 2011; Yagüe et al., 2012). Sin embargo, en la actualidad, existen regiones con una alta densidad de producción ganadera intensiva, donde se generan un alto volumen de purines ricos en nutrientes como el fósforo (P) y en nitrógeno (N) que es necesario gestionar de forma correcta (Bouwman et al., 1997; Rodríguez et al., 2013).